martes, agosto 05, 2008

Fue ayer...


Fue ayer y por eso me acuerdo. No fue hace 15 años. No. Y quien diga lo contrario, miente. De hecho, estoy segura que cuando me encontré con una de las chicas de la foto en el supermercado el año pasado (los gritos asordaron a todos los vegetales) y me dijo que no me veía desde hace 15 años había cometido un error de cálculo, porque nosotras aún seguimos teniendo 15.

No se dejen engañar por esas miradas desafiantes y esos cabellos revueltos al estilo de la mismísima Gloria Trevi, nosotras éramos unas niñas muy pero muy tranquilas que no daban ningún problema a las madrecitas del Santa María.

No vayan a pensar que nosotras hacíamos bulla, hablábamos en clase o bailábamos en los recreos. No se les ocurra pensar que un día llegamos tarde a clases por ver la final del mundial de voley (Perú vrs. Rusia).

Y por favor, no crean que esos años fueron maravillosos. Ya eras lo suficientemente grande para ser independiente, pero lo suficientemente chica como para seguir dependiendo de los padres. Reías, hablabas por teléfono, paseabas, te divertías y tenías todo el tiempo del mundo para disfrutar la vida.

Sí, fue ayer y no solo lo recuerdo, sino que de vez en cuando miro hacia atrás y deseo volver a vivir esos mágicos 15 años.


P.D. Promo: aquí va la foto prometida.

Y sí, aquí las imagenes confirman que aunque han pasado un par de años (solo eso he, un par de años) seguimos todas con espíritu quinceañero. Todas estamos igualititititititas he... mirad y comprobarlo...

6 comentarios:

Ursula dijo...

Los recuerdos del colegio y las amigas son lo máximo!!!

Y es cierto, pueden pasar los años pero cuando te reunes con la gente del cole, vuelves a tener 15 años.

Besos

Esther dijo...

Qué fotos más bonitas, que entrañables recuerdos. Yo tb recuerdo mi época de adolescente y de niña, todo... ...y me gustaría no haber crecido nunca ni haber tenido que pasar por ciertas cosas: si volviera sería genial porque entre otras cosas borraría ciertos recuerdos que no me gustan. Pero, bueno, tb cada época tiene su cosa y siempre te pueden esperar cosas bonitas o buenas en el día a día y tener cosas malas tb te sirve y te hace crecer( tengo que reconocerlo) aunque sean detestables. Pero, para mí, como la época de la infancia y de la adolescencia ¡ninguna!

Saluditos.

Anónimo dijo...

Marce, marce!!! qué buena foto de la época en las que éramos unas mansas palomitas ...

Sigue escribiendo.

Prissilla

Marcela Mendoza R. dijo...

ursula: lo màs !!!

esther: ninguna las iguala.

prisi: shhhhhhh. no ves que te escuchan pri, bajito, bajito... como cuando te sentabas adelante de la lora esa que no paraba de hablar en clase...

mary dijo...

igualitas!

Marcela Mendoza R. dijo...

la idea es mantener el espiritu de quinceañeras!!!