martes, julio 10, 2007

Ocho no son suficientes



Ibamos, mi sobrinita y yo, cruzando el parque Kenedy tras unos churros deliciosos que venden en El Manolo, cuando vimos a un señor entusiasta que anunciaba en un cartel, dentro de un módulo turístico que tiene el parque, “Machu Pichu es una de las maravillas del mundo”. Presurosa me acerqué a preguntarle a si era noticia confirmada. “Sí, acaban de anunciar que fuimos elegidos” – me reveló el señor.

Enhorabuena. La publicidad en torno al tema y la preferencia de miles de votantes ayudará a traer más turistas. Y eso beneficia no sólo a los hoteles de lujo, sino también a los guías, a los tejedores de ponchos… en fin, a todo el Cuzco. Claro que los organizadores del concurso se han conseguido la mejor base de datos con tantos votos… pero lo importante es que este tipo de reconocimientos ayudan a motivar más visitas a nuestra tierra.

Hay muchas cosas que decir sobre el Cuzco y nuestra ahora reconocida maravilla. Pero bueno, como estoy retrasada con los memes y tengo varias invitaciones sin responder, vamos a matar dos pájaros de un tiro. A continuación las ocho confesiones, u ocho “cosas” sobre un tópico de interés.

  1. Sus calles inclinadas y llenas de piedras nos transportan en el tiempo a un lugar más allá de nuestras fronteras imaginarias. Toda la ciudad es un pueblito, sí, pero un pueblito mágico, con una maravillosa vista en cada esquina. Y no me refiero a la ciudadela inca, sino a la ciudad del Cuzco, donde pude tomar esta foto y – para variar – me perdí dando vueltas (a pesar de estar a dos cuadras del hotel). La ciudad es simplemente encantadora.
  2. El espacio exterior y la disposición de las estrellas es la misma desde todos lados, pero para los limeños que estamos cansados de tanto gris, llegar al Cuzco y ver tantos tonos entremezclados, desde los verdes y marrones de los cerros hasta el celeste infinítamente perfecto de su cielo es simplemente maravilloso.
  3. Muchos lo admiran y lo veneran y les parece extraordinario por ser una manifestación cultural extremadamente propia, pero a mí no me gustó nunca. Me perdonarán, pero he de confesar que no me gusta mucho el Huayno. Ese compás se me hace muy golpeado y medio tristón.
  4. No fueron los extraterrestres. Quienes movieron esas inmensas rocas para formar los edificios tan impresionantes que hay en Machu Pichu fueron los mismos indígenas, quienes pagaban de esa forma al Inca sus “tributos”. Tampoco fue el poder de la mente el que hizo mover estructuras tan pesadas por esos cerros. Fue la fuerza física de muchos hombre durante mucho tiempo…
  5. Sí, es más cómodo hacer la visita en tren, pero si tienen un mínimo de espíritu aventurero en su sangre, han de hacer el recorrido por los Caminos del Inca. No, yo no he podido hacerlo aún, pero sé que es mejor ir caminando durante varios días por los cerros, de veras….
  6. Sí, consumir coca pudo haber ayudado a los cuzqueños a levantar esas piedras. Pero no consumían la coca como PBC ni sufrían graves alucinaciones mientras alzaban tremendo peso. Cuando chactas la hoja de coca (es decir masticas la hoja de coca) recibes energía y una muy mínima cantidad de alcaloide, pero no te drogas como lo hacen los drogadictos. No, yo nunca he masticado una hoja de coca (estoy en contra del uso de drogas), pero si he tomado un “mate de coca” (té en base a la hoja de coca) y en verdad se tiene uno que tomar un mate de esos para poder caminar a tremenda altura sin marearse o desfallecer por culpa del soroche.
  7. Sí, la comida es excelente. A excepción del cuy, claro está. Yo no soy partidaria de digerir a un roedor. Pero si ustedes son de mente abierta, prueben todos los potajes que preparan los cuzqueños y se quedarán doblemente maravillados…
  8. NO. No bastan tres días para conocer el Cuzco. Hay que ir a todos los rincones. Hay que dedicar mínimo tres días en la ciudad. Y luego toda una semana para recorrer los caminos del Inca rumbo a Machu Pichu. Y un par de días más para conocer otros poblados y poder conversar con esa gente tan sencilla pero al mismo tiempo tan abierta y amable...

11 comentarios:

Esther dijo...

¡Aaaaay! Me disculparás, pero, lo de comer roedores, éso sí que me dió asco ¡¡¡Los odio!!! ¡Madre mía! Si me dan éso de comer ¡me muero!

Fue muy interesante éso que contastes de la coca y de la edificación de edificios para los incas :)

Yo, si fuera allí, en vez de usar el tren iría andando, me gusta más, es más aventurero, más divertido :)

Sí, ya me enteré de que lo premiaron como 7ª maravilla del mundo. Se lo merece, parece un lugar muy bonito, con sus ruinas, etc. Como tú dijiste se ayuda a todos los cuzqueños y además, yo creo que es bueno para intentar evitar que alguien quiera edificar allí y estropearlo todo :)

Muy bonita la imagen. Me encantan esos balcones de madera :)

Un saludito.

Mameri dijo...

bueno esther, el cuy no es en realidad un plato cuzqueño, es un plato tipico de algunas zonas del Perú, y como dicen que es taaan sabroso lo sirven en los mejores restaurantes típicos de las ciudades turísticas. Y es un familiar de los pequeños, pero es bien diferente, es como el primo pituco de la familia, el mejorcito. Aun así me resisto a probarlo y cumplo con la opinion pública al advertir a todo turista que cuando lean en la carta de platos "cuy" sepan a qué se refieren...

fuera de eso, existen muchos y muy ricos potajes que no tienen nada de cuy en su preparación

=)

y esperamos que mucha gente pueda venir a visitar a este ciudad tan linda

ROx dijo...

Si, Marce, el Cuzco es una ciudad m'agica. Una de las cosas que mas me impresiono fueron los mercados, el espectaculo es un deleite a la vista y nunca hay suficiente rollo para tomar fotos: los ponchos y las polleras de las mujeres sentadas en el suelo vendiendo ollucos, papas y todo tipo de aj'ies, con sus hijos colgados a la espalda; es realmente encantador, para no olvidar.
Y en cuanto a Macchu Picchu, la sensaci'on m'agica de estar all'i entre esos cerros, pisando esas tierras, respirando ese aire...es incre'ible!.
Bien por todos los que se animen a conocer el Cuzco!

Mameri dijo...

cierto rox, se vive y respira magia cuando se está ahí.

y si, la ropa es muy colorida. cuando ves los bailes lo que te atrapa es el juego de colores...

Matías Zibell dijo...

Hace algunos años llegué a Macchu haciendo el camino del Inca. Creo que nunca estuve tan cansado como en la segunda jornada. Nunca en mi vida he subido tanto y me he agotado tanto y he disfrutado tanto al hacerlo. Felicitaciones a todos los peruanos.

Mameri dijo...

¿te imaginas hacer ese trote y trepar todo eso llevando piedras del tamaño de las que se hicieron los edificios? ¿te imaginas cargar semejante peso a esa altura?

Los premios han sido un triunfo latino, no solo peruano! gracias a todos los que votaron por Macchu!!!

Esther dijo...

Cómo te agradezco que lo aclares, por si alguna vez voy de turista para allá sino, soy capaz de probarlo y con lo que odio a esos bichos...

Un saludito.

Mameri dijo...

(son criados en unas granjas especiales, con todas las medidas de seguridad e higiene, y su apariencia es mas parecida a la de un topo, aun asi...)

Anónimo dijo...

"No, yo nunca he masticado una hoja de coca (estoy en contra del uso de drogas)"

¿la hojita de coca es una droga?

Mameri dijo...

Querido lector anónimo: es usted detallista, no hay duda. la hoja de coca en sí no es una droga, tiene usted razón. Chactar una hoja de coca no produce los efectos que produce utilizar PBC (pasta básica de cocaína mezclada con unos ácidos terribles), ni de lejos. Chactar una hoja de coca no permite absorber gran cantidad de alcaloides y no produce alucinaciones o cosas por el estilo. Es más que todo un energético.
Pero yo, Marcela, prefiero no recibir ni un grado de alcaloide y no estoy interesada en chactar una hoja de coca. Me basta (o me bastó en todo caso) con tomar un mate de coca (té que usa la hoja de coca, tal como si fuera hierva Luisa o manzanilla).
Lo cual no quiere decir que si ustedes van al Cuzco no deban chactar una hoja de coca, porque repito, no es PBC ni se le parece...

LUIS DAVILA dijo...

Buenso Esther, feliciatciones por este artíclulo interesante, pero como es natural nunca se estará de acuerdo en todo.
Primero que no estuve de acuerdo con esa elección de las 7 maravillas, por muchas razones pero te diré unas tantitas, fue hecha por internet donde hay gran posibilidad de fraude, asumiendo que no lo hubo, fué antidemocrática porque no es posible comparar China o Brasil con gran cantidad de habitantes (votos) con paises como Grecia (que no ganó) que tiene la Acrópolis como símbolo maximo de una de las culturas mas antiguas del mundo, esta monumental obra fué superada por el cristo redentor que no tiene gran maravilla.
Este concurso donde los peruanos en su mayoria cayeron, fue solo un boom publicitario de unos cuantos que hizieron esto y ganaron cifras astronómicas con la gran publicidad desplegada, osea nada cultural solo un negocio, que no marcará huella en el futuro.
La ciudadels de Machu Picchu no necesitaba que estos comerciantes nos nombrasen como Maravila, la UNESCO entidad maxima de la cultura a nivel mundial ya le a otorgado innumerables distinciones siendo la principal Patrimonio Cultural de la Humanidad.
En defensa del cuy se tiene que decir que un roedor que solo se alimenta de vegetales y su carne es la que menor concentración de grasas tiene, por lo tanto es super saludable, personalamente me gusta mucho comer este plato típico del PERÚ, pero en cuestión de gustos y colores se respetan todos.
Adios y sigue escribiendo por favor.