viernes, marzo 28, 2008

24 horas

Con la seriedad que amerita el caso, el jefe me llamó a su escritorio el otro día y me dijo que me fuera a la China. Y lo dijo en serio. Así que aquí me tienen, haciendo las maletas. Un tanto preocupada por si entenderé a los chinos. Y aún más preocupada porque no se cómo sobreviviré las 24 horas que dura el viaje. En realidad son 12 horas hasta Holanda, dos en el Aeropuerto y luego otras 12 horas más hasta China. Si pudiera tener Internet durante el vuelo aprovecharía – feliz a morir – de revisar todos los blogs amigos que nunca alcanzo a revisar por mis correteos diarios. Pero como no es así, pues recibo todas las sugerencias sobre como aprovechar tanto tiempo sentada. Y así, cuando alguien encuentre este post al navegar, pues también tenga una idea de qué hacer en similares circunstancias.

Ni bien pueda, pues subo mis impresiones sobre este lejano país con el cual no me une ningún parentesco directo (mis ojos son chiquitos, sí, pero no tengo ni bisabuelos ni tatarabuelos chinos) y del cual conozco tan poco.

6 comentarios:

mary dijo...

leer algo relajante, un par de novelitas...

Miguel Chambergo dijo...

Aunque para ir a mi trabajo no demoro mucho, los distintos viajes en tren que hice en Semana Santa me sirvieron para saber que me bastaba una hora y media (sin interrupciones) para terminar de leer una de mis revistas favoritas a la que llevo meses suscrito y que por mi larga y pesada jornada laboral nunca alcanzaba a leer (los fines de semana son de descanso, paseo y juerga, mas no de lectura). Así, esos largos viajes me sirvieron para terminar de leer la larga retafila de revistas que tenía pendientes. Ya estoy al día.

Y si se te agota la vista de tanto leer, nunca está de mal algún disco para escuchar. O en todo caso, aprovechar para conversar con los viajeros aledaños. Quén sabe si quizás pueden dar datos útiles, o incluso servir de guías y/o intérpretes en esas lejanas tierras en las que aterrizarán juntos.

Esther dijo...

¡China! ¡Qué guay!

Yo nunca he estado allí pero, tengo la impresión por cosas que he visto, que debe de ser un país precioso. Aun, aunque no sea viaje de placer, tendrás la suerte de haber pisado suelo chino ¡Buen viaje!

Un saludito.

Marcela Mendoza R. dijo...

voy a ver que encuentro en las tiendas, porque no alcance a guardar novelas mary, gracias.

miguelito!!! ahorita te mando un mail con consultas puntuales tècnicas. urgentes. do you skeak inglish? he metido un libro de microprocesadores que segun yo voy a procesar en el viaje. ahorita hablamos.

esther: en las fotos se ve bien bonito.

y al menos hasta ahora el servicio de primera. te atiendan rapido y amables...

Carlos Martinez dijo...

Pues en estos días en Madrid algunos andamos movilizados para que China acate de una vez el compromiso con los DERECHOS HUMANOS.
Tienen que solucionar sus problemas como paises civilizados y de acuerdo al derecho internacional.
Como DEBERIAN HACER TODOS lo paises.
http://mishuevos.blogia.com/

Ursula dijo...

Qué rico Marce!!

Disfruta y aprovecha muchísimo tu viaje!

Besos