viernes, setiembre 28, 2007

Las verdades de la Rox


Y bueno, Rox tenía razón. Por más fluidez con la que uno intente hablar, muchos te miran extrañados mientras piensan ¿Where are you front? Y no solo los blancos como el papel, sino también los más bronceados que la noche, que por cierto abundan. Tan solo los latinos (cada vez que veía uno me provocaba abrazarlo) te reconocían como compatriota y te empezaban a conversar emocionados. Es por eso que terminé yo contando toda “mi versión” sobre el terremoto a varios descendientes de mexicanos o colombianos, quienes por haber nacido en tierra norteamericana, tan solo conocían unos diez vocablos hispanos.

Y también tenía razón Rox cuando decía que acá si no tienes carro no vas a ningún lado. Al menos en donde estuve, las pistas eran inmensas y no tenían veredas. Así que si uno quiere movilizarle para algún lado debe empezar por llamar por teléfono un taxi o rentar por teléfono un vehículo. No hay ambulantes, ni transeúntes, ni caminantes, ni bebes en coches, nada. Tan solo inmensos robles que rodean las pistas y esconden al mundo lo que detrás de ellas pasa. ¿Y donde vive aquí la gente? Se pregunta uno mientras imagina cómo serán las casas detrás de tanto árbol.

Y sí, Rox, aquí no están nuestros pobres. Los niños solo andan muy bien vestidos paseando por el Moll del brazo de mamá. Al menos por donde anduve no me topé con ninguna persona a la que pareciera faltarle con urgencia el efectivo. Y aún cuando era día de semana, los restaurantes (que ocupaban una manzana entera) estaban repletos de comensales (con sus respectivos autos del año en la puerta). Y los ipod se venden en máquinas expendedoras como si de bolsas de chocolates se tratara. Y nadie deja tirada la envoltura de un sándwich sobre la mesa.

Y no exageras Rox cuando reafirmas que uno se siente diferente. Sí. No es lo mismo. Son todos políticamente amables y extremadamente correctos. A lo mucho algún muchacho pone la música a todo volumen… pero ahí se le acaba la rebeldía, porque no se adelantan ni medio centímetro el semáforo y mucho menos toca el claxon. Con razón a Lindsy Lohan la llevaron a la comisaría por ir a exceso de velocidad: aquí es difícil ignorar una regla de tránsito. Y mejor no digo la cantidad de personas que en el Perú manejan con exceso de alcohol sin recibir castigo alguno …

Y, sí Rox, el grupito de periodistas latinos no pasábamos desapercibidos.

11 comentarios:

Blueberrie dijo...

En compañía de colegas una lo pasa super, verdad? Que tengas un buen retorno, abrazo!

Mameri dijo...

si blue! una experiencia estupenda!

mahaya dijo...

¿Por donde has andado que no me entere?
Por la descripcion lo menos en gringolandia

carlos martinez dijo...

Este latino del otro lado del charco te saluda afectuosamente y te agradece la oferta de conocer Perú. Si, tambien sigo a Rox desde hace tiempo y por lo que contais de ese país de adopción cada vez tengo menor interés en conocerlo.
Primero que necesito del español para entenderme y segundo que hay demasiado miedo a perder cosas en ese sitio de ricos. Los veo demasiado asustados para poder vivir.
Volvere a ver tu bitácora mas veces pero la visita a tu hermoso país de mariposas la dejaré por bastante tiempo en "pendientes". Con cariño

Matías Zibell dijo...

A mí lo que más me impresionó en Miami fue la ausencia de gente en las aceras -cuando estas existían-. Si uno no miraba a la calle, a veces parecía una ciudad fantasma.

Mameri dijo...

si mahaya, norteamérica. muy lindo todo, muy lindo y organizado, pero muy diferente a nuestro tradicional caos latino. Específicamente en Carolina del Norte.

Carlos: pendiente, bueno, cuando se concrete ese pendiente te gustará nuestro país. estoy segura que si. en cuanto a Norteamérica es bonito, solo que no pude evitar verlo desde la perspectiva de mi querida amiga, a quien comprendí mucho más cuando estuve por allá. Y como se acerca su cumpleaños, quise decirle que ahora mas que nunca entiendo su nostalgia.

matias: eso matias. nada de gente andando a pie. todos en carro...

Mameri dijo...

en la foto: colegas de ecuador, Colombia, puerto rico y República Dominicana!!!

Anónimo dijo...

Mameri, faltó lo simple que es el capuchino!! Yo me quedo con el café latino.

Lo definitivamente bueno, fue conocerte a ti y a los otros colegas.

La hermana guayaquileña

Iva dijo...

mameri!
me encantó tu comentario sobre nuestro viajecito. incluso, recuerdo haberte escuchado hacerlos allá, donde los robles esconden las casas y uno no sabe donde vive la gente.

fue estupendo conocerte. te invito a que te des la vuelta por mi pinacoteca.

abrazos desde el trópico!

Mameri dijo...

y bueno, el café y la comida no son sus fortalezas no guayaquil?

iva! ya mismo voy. que termine un texto que tengo entre manos y voy!!!

ROx dijo...

Ay, Mameri, has resumido en un post todos mis sentimientos solo que ya no son solo mios, sino tambien tuyos. Y eso que solo estuviste unos pocos dias ja ja. Ahora me entiendes mejor, no?