viernes, marzo 16, 2007

¡Burócratas!!!

Iba rumbo al diario y me detuve unos segundos para leer un titular en donde anunciaban, como todos los meses, aumentos para los jubilados. Y no es que todos los meses les aumenten el sueldo, sino que todos los meses, dos diarios en particular, se dedican a vender sus ejemplares a costa del anhelo de las personas de la tercera edad por encontrar una mejora en sus ingresos.

Entretenida estaba en dichos pensamiento cuando un señor de la tercera edad me distrajo. Estaba al costado mío y conversaba vehemente con otro señor, un tanto más joven que él.

“El problema es que los funcionarios estatales se creen particulares. No es así les dije. Ustedes son empleados públicos y deben actuar al servicio del pueblo. No son empresa privada”, afirmaba casi a gritos mientras movía aireadamente las manos.

En aquel instante me provocó intervenir, pero dado que estamos en el centro de Lima y la seguridad no está precisamente garantizada, caminé rápido, mientras disertaba en mi interior al respecto.
No sé qué opinan ustedes, bloguers lectores, pero creo que el problema justamente es que los empleados públicos y las entidades públicas no funcionan como las privadas. Cuando compañía A desea vender más que compañía B procede a mejorar al máximo su nivel de productividad, consigue la última tecnología para lograrlo, y engríe al cliente a más no poder. En cambio el empleado público se entrampa en poner cientos de sellos a cientos de papelitos que circulan por cientos de escritorios para poder atender el pedido del ciudadano, quien si se harta de tanto esperar puede – como máximo – asistir a un ente supervisor a quejarse.

Como no tienen un competidor que haga las cosas mejor, y cada cinco años salen del asiento dispuestos a embarrar con discursos políticos a su opositor, disculpan su ineficacia en la brevedad del tiempo que estuvieron a cargo.

¿Cuál es el problema de que el empleado público busque la calidad en el servicio al igual que el empleado privado? ¿Cuál es el problema de que se le pida rentabilidad impecable en cada proyecto y se valore su trabajo por la eficacia de la gestión y no por el partido al que pertenece? ¿Por qué no deben las empresas publicas modernizarse y funcionar igual que las privadas?

Insisto en que más de un país en Latinoamérica necesita sobre todo buenos gerentes y buenos administradores a cargo de las entidades públicas si quieren de verdad mejorar el nivel de vida de sus ciudadanos…

Igual podríamos empezar los ciudadanos dejando de exigir paternalismo estatal…

11 comentarios:

Sandy Gallia dijo...

aaaaaamén!!!
yo vivo en México y padecemos de lo mismo, que horror...

tizia dijo...

En Chile tambien se dan los mismos problemas, que no tienen solución.

Dinia dijo...

Si, bueno, no es imitar a la empresa privada, pero tomar sus buenos valores. Tener controles estrictos desde el nombramiento de cada funcionario, cambiar todos los procedimientos para un trámite, dar incentivos a los empleados (no mordidas = corrupción).

A los empleados del Estado lo que les pasa es que se quedan muy cómodos en su puesto por que no los pueden despedir (garantías laborales) y no les importa el público, a veces tratan a la gente como si fuera a pedir limosna. Pero si se les exigiera rendir cuentas todos los días, presentar informes de calidad, puede ser que las cosas cambiaran.

Es corrupción en todas las capas, vertical y horizontal.

Para ejemplo de corrupción de empresa privada está un caso que sacudió a CR, donde estaba involucrado el Seguro Social (del Estado) un expresidente y la Cadena de Farmacias Fischel (privada).

Mar dijo...

Así es, mi estimada. Como decía Sandy, aquí en México la atención del sector público es verdadera basura.
Mal de muchos...

Mameri dijo...

Agradecere a quienes no firman sus comentarios que al menos utilicen adecuadamente su vocabulario y no califiquen con groserias a las instituciones.
Pueden estar en desacuerdo, pero con respeto.
Si no cumplen con eso, procedo a suprimir los comentarios.

Mameri dijo...

cierto sandy y mar, una prima que vive allá me conto que se padecía de lo mismo, pero no por que sea algo comun en el continente vamos a quedarnos sin quejarnos al respecto!

mira tu tizia, osea que en chile tambien? ni me lo imaginaba-

cierto Dinia, me refiero a imitar su preocupación en atencion de calidad y eficiencia en los procesos internos, porque siempre hay otras cosas como las que comentas nada dignas de imitar...

Matías Zibell dijo...

Yo, al trabajar para la BBC, soy empleado público. Lo interesante de esta empresa es que es estatal pero no gubernamental, es decir, pertenece al Estado y no al gobierno. A veces, el problema de las empresas estatales en nuestros países, es que dependen del gobierno de turno y a él responden más que al Estado, que al fin y al cabo es integrado por la gente.

Yola dijo...

Déjame decirte que no en todos los casos es así.
La empresa privada no siempre engríe ni trata de la mejor manera a sus clientes y si quieres comprobarlo te invito a que pongas una queja en la telefónica por ejemplo, mas buRROcráticos no pueden ser y si tratas de que te atienda un GERENTE y lo logras... me avisas si?
Saluditos :)

Mameri dijo...

no solo dependen del gobierno de turno, sino que son la forma en que los partidos cumplen con su promesa de dar trabajo a sus partidarios y eso conlleva una mesa para firmar documento y otra para revisar la firma y otra para verificar si la revisada fue la adecuada.

y bueno Yola, creo que telefonía da para un millón de post y tengo quejas de nunca acabar...
pero mejoro con la competencia. cuando solo era telefonia estatal pasaban cuatro meses para tener telefono y las tarifas eran imposibles para los pobres. ahora, antipaticos y todo, pero lo tienes al toque en menos de dos semanas y pagando solo 40 soles y puedes interrumpir el servicio si estas de viaje sin pagar nada y ...

Yola dijo...

Es verdad que las cosas mejoraron y eso de competencia.. mmm creo que aún ninguna le hace realmente la competencia a los españoles.. pero aún así dan un servicio pésimo y tengo un post sobre ello...
Sabes que es lo malo? que en este país como en muchos otros, el que tiene el negocio cree tener el poder, finalmente los que pagamos el servicio o compramos el producto siempre terminamos pagando los platos rotos.. y no debería ser así.. me acuerdo una campaña hace un tiempo en que pidieron que nadie utilizara sus teléfonos todo un día.. te acuerdas? o cuando decían que no compraran en Santa Isabel pq era de chilenos.. pero aún no se dan cuenta que el consumidor tambien tiene poder... lo difícil a veces es tomar la iniciativa para evitar abusos de ambas partes.
Saluditos :)

Mameri dijo...

telmex les hace algo de competencia
y las comunicaciones via internet...

pero si... si empezamos a dar las quejas ... no paro...