lunes, marzo 12, 2007

Algún día...

Lúgubre, cuadrada, gorda y sosa. Negra retinta y exenta de estética. Poco funcional y zalamera. Es muy antipática para andarla siempre en la cartera y poco elegante enchufarla fuera de casa… sin embargo a veces es muy necesaria. Ayer volvió a hacerme falta. Aún así no me resigno a sacarla a pasear porque es demasiado pesada.

Eran cerca de las seis cuando sonó el garfild (sí, aún tengo mi timbrado navideño sonando) y no pude hablar más de veinte segundos. El celular se apagó. Para variar, se había acabado la batería. No pude llamar desde el fijo porque el número está en la memoria del bendito celular. No pude ver a quien estaba de paso por Lima porque no me alcanzaron los veinte segundos para anotar la dirección. No pude recargar el celular hasta llegar a mi casa, cuatro horas después, y ya era muy tarde.

Cuando más la necesita uno, falla. En estos tiempos en que el estar siempre comunicados se convierte en algo primordial, la carencia de comodidad en los cargadores sigue siendo un problema mayúsculo. Cuando inventen pilas desechables en pequeña escala - no contaminantes - capaces de dar vida al celular por mínimo 48 horas… me avisan

4 comentarios:

Mar dijo...

Hola! gracias por tu visita en mi blog!
Yo trabajo en telefonía celular, y bueno, cuando sepas de una pila así, me avisas, tal vez mis comisiones engrosen, jajajá.

Yola dijo...

Creo que una buena idea sería poner a recargar el bendito celular cada noche, como una obligación impostergable verdad?
Aunque ahora además del celular cargo con mi nextel, es pesadito pero me evita perder comunicación si el celu decide morir jajaja.
Saluditos :)

Dinia dijo...

Qué vida! Tecnología que ayuda pero te pone más trabajo. Imagino que tu batería está en proceso de fabricación. Esperemos que llegue pronto.

Saludos

Matías Zibell dijo...

Querida Marcela
Hablando de incomunicaciones. Sí, sigo teniendo problemas con el correo basura en el blog de BBC Mundo. Me sugirieron que les diga a los que han tenido problemas para ingresar que escriban sus comentarios a participe@bbc.co.uk y nosotros los publicamos. Todo un rollo, como dirían los españoles.