lunes, octubre 02, 2006

Mi clave secreta



Pasando por el centro (por cierto: de la italiana y su novio ni la sombra) me percaté de un anuncio que me llamó la atención. Un banco dice que es muy antiguo y para probarlo publica una imagen de un periódico de principios de siglo. Me acerqué bien y … sí, no había leído mal, el número telefónico era de tres dígitos. TRES DIGITOS!!!

Caray. Como nos hemos complicado hoy la vida. Mi cabeza tiene un sancochado de números. 1,3,4,2,6,7,5,... Ni la sopa de letras aguanta tantos. Ya no sé si respiro aire, o números. Y el problema no es tanto los números telefónicos, porque la memoria del celular los grava todos y con una tecla llamamos. Tampoco en los anexos del diario, porque buscas el apellido y ya. Maquinita trabaja. El gran lío lo arman las benditas claves. En casa, para llamadas internacionales, digite su clave de ocho dígitos. Para salida a celular digite su clave de cuatro dígitos. Para ingresar a la red digite su clave de diez dígitos y no se olvide de poner una diferente el próximo mes. Para el correo uno, seis dígitos. Para el correo dos, ocho dígitos. Igual para la cuenta tres y cuatro.

Sí, cuatro cuentas de correo puede sonar a mucho, pero es lo mínimo: una es para el blog, otra para fotos, otra para temas personales y otra para trabajo. Ha! Me estaba olvidando de las claves para los bancos. Una para tarjeta de crédito, otra del supermercado, otra para el banco a y otra para el banco b. No importa que hayan cero soles guardados, la clave debe ser secreta. Y faltan las claves para las webs. Sí, una para mi blog, una para el directorio de noticias, otra para el banco de fotos a, para el archivo de noticias b… ¿sigo?

Bueno, si se pudiera poner a todas la fecha de nacimiento de uno, no existiría problema alguno. Pero no. La clave tiene que ser secreta y difícil de adivinar. Tiene que combinar números, letras y símbolos. No puede ser la misma en tooooodos lados. ¿Por qué? Te roban información, te roban dinero, te roban imágenes para cochinaditas, te roban la tranquilidad o se enteran de los últimos chismes familiares.

Limeños, la Internet es insegura por esencia y muy insegura por costumbre. El 90% de las conexiones inalámbricas en zona residencial no cuenta con la mínima protección requerida. Yo voy a un centro empresarial y puedo entrar a la base de datos de cualquiera de los allí residentes. Esa es la verdad. Y en la red fija, por cable, como nos encanta comprar software pirata versión año de ñangué … y juramos a nadie le interesa nuestra vida … hay cientos de programitas espía copiando todo lo que digitamos con el único fin de ver si consiguen los números de una tarjeta para sobregirarla.

Un linuxero que se sienta por aquí dice que la solución es el software libre. El otro experto dice que la solución es cambiar con frecuencia las claves y nunca apuntarlas en un papel (simplemente memorizar). Y yo digo ¡AUXILIO! cada vez que veo la frase “digite su clave”… ¡Chispas! ¿Acá cuál era? … “Usuario incorrecto” … A ver…. “¿Olvidó su contraseña?” … hay compu, fíjate que no me había dado cuenta…”Usuario incorrecto”… ¿Porqué nos complicaremos tanto la existencia?…

La buena noticia es que ya tenemos unos policías donde quejarnos si nos roban info o nos roban plata o cosas peores. En España el comando debe llevar años de trabajo y muchos logros, pero acá recién tienen un añito, pocos recursos y muchas ganas de atrapar a los ciberdelincuentes. Aquí te brindan algunas herramientas para detectar IP sospechosos y averiguar si dicho Troll es un delincuente internacional. No está de más tener ese link a la mano.

15 comentarios:

Ursula dijo...

Ay sí, yo soy de la que siempre me olvido mis claves... Antes para todo tenía una clave super sencilla, pero después con tantas noticias de hackers, crackers y demases, puse claves diferentes, con mayúsculas, minúsculas y etecés y para acordármelas, pucha es un triunfo.. La tecnología y la modernidad nos pueden facilitar la vida pero también nos la pueden complicar...

Mameri dijo...

y si se bloquea la maquina por varios intentos fallidos con claves chuecas, nisiquiera podemos echarle la culpa a los de sistemas...
( y pasar el roche de pedir el reenvío al correo de la super clave secreta)

Opalo dijo...

Que buenos articulos querida, auqnue debo decirte que me gusto mas el de ese chico tan guapo con que nos "llenaste" los ojos, je,je.
Saludos

Psiquiatra Peruana dijo...

Definitivamente las "claves" forman parte importante de nuestro día a día. No me había dado cuenta de eso, hasta que lei tu post. Buen tema!

Mameri dijo...

hola opalo, cierto que es lindo el christian?

psi: ahi están ellas complicándonos la existencia.

Opalo dijo...

MARMERI:
Pues si, muy lindo el chiquillo :)
Queria agradecerte los links que pusiste en el debate, van a servir de mucho para ilustrar la diferencia entre "hablar" y "practicar" lo que creemos.
Besos

Opalo dijo...

Sabes?
Me gustaria saber si al final de todo TU aprendiste algo de tanto lio...es que me estan dando ganas de hacer un debate al respecto y quisiera saber si para ti quedaron algunos "cabos sueltos".
Me escribes?? El email esta en el Blog.
Saludos

Anónimo dijo...

hola, tienes razón eso de las claves es todo un enredo que nos complica la vida. Mírame ahora, tengo que aparecer como anónimo porque no recuerdo mi clave de blogger. Plop!!

Mameri dijo...

Si Opalo, aprendí muchísimo. Todo terminó bien.

anónimo: en el dolor hermanos.

Aristóteles dijo...

Gajes de la vida cotidiana actual.

Besos.

Tarí Alcarin dijo...

Mi querida Marcela, que abandonada te he tenido ¿ingrata yo no?

El asunto de las claves son verdaderamente, un lio, casi siempre las olvido y luego tengo que modificarlas y también se me olvidan jajaja ¡Qué atroz!

Te dejo un beso, flores, mi alegría y un café.

Tarí

Tarí Alcarin dijo...

¡WOW! Chritian es verdaderamente un suspiro limeño ... uummm ... para saborearlo lentamente jajaja (que fresca ando hoy)

Besos

ROx dijo...

La clave para no perder claves es anotarlas en otro idioma, asi como en hebreo o chino o japones, y despues nadie, absolutamente nadie va a entenderlas, incluida la que las escribio ja ja.

Mameri dijo...

inseguridades de la modernidad, aristóteles-

tari: bienvenida!!! tiempos miles!!!

Mameri dijo...

rox: mientras más se esfuerza uno en hacerla difícil más fácil es olvidarlas.

(ahorita me meto a clases de chino, si señol!!!)