viernes, octubre 20, 2006

Toca morado

En octubre el centro se transforma. Y no es para menos. Se celebra una de las principales tradiciones religiosas del país. Si uno se pasea por el Jirón de la Unión encuentra rostros nuevos, vestidos con la respectiva túnica morada e iluminados con la respectiva mirada de fé. Parece por segundos respirarse otro aire y la esperanza retornara a muchos corazones. Eso es algo lindo. Una socióloga me dijo una vez que el peruano es así, un tanto pesimista en lo habitual, pero entusiasta en momentos determinados, como cuando revive su fé en la tradicional fiesta del Señor de los Milagros. Y hasta el temblor de 6 grados de hoy en la mañana fue ante todo, para la mayoría de los devotos, un recordatorio de cómo la venerada pintura del Cristo Morado fue lo único que sobrevivió al terremoto del 20 de octubre de 1687.

Pero octubre es también el mes de las corridas de toros y – no lo podemos olvidar – del delicioso turrón de Doña Pepa. ¿Qué es eso? se preguntarán los lectores no peruanos y yo les respondo: algo digno de ser comido muy despacio para saborearlo al máximo.

La buena nueva de hoy es que lo estamos exportando cada vez más. Sí, se va a Japón y a Estados Unidos, según Adex. Y este año ya hemos exportado 57% más que el año pasado, alcanzando la cifra de 21 mil dólares en ventas de 5,356 kilos. Parte del crecimiento se debe a que hemos empezado a exportar a Bolivia, Ecuador y Chile. Además, muchas pequeñas empresas lo están fabricando en buena calidad y por eso acá en Lima las ventas también han crecido en un 20% (ya llegamos a cerca de un millón de kilos consumidos).

Pero bueno, con el turrón de Doña Pepa hay que tener cuidado, porque algunos ambulantes te venden una galleta dura bañada de pegajoso caramelo que puede dar indigestión. Personalmente, los mejores turrones que he comido fueron preparados o en mi casa o en casa de alguna tía de cariño. Una masa suave que se deshace en la boca en un aroma de anís endulzada por una miel ligera y delicada. Así es cuando sabe rico. Y sí, alguna panadería hacen buenas imitaciones, pero no tan buenas como si es preparado en casa. Por eso, invito a los bloggers lectores a intentar prepararlo. Sí, es un poco complicado, pero vale la pena probar. (Los lectores hombres que no son aficionados a la cocina pueden sugerirlo a sus novias que intenten prepararlo en su versión simple o en su versión compleja).

Aquí les dejo la receta, no sin antes comprometerme a intentar volver a subir otro chiste algún día (como imaginarán, no soy muy contadora de anécdotas… pero dada la buena recepción trataré de desarrollar también esa faceta).

Receta
(Para 10 personas)

500 gramos de harina preparada
250 gramos de manteca
1 tapa de chancaca
1 pizca de anís de grano
1 pizca de achiote
Clavo de olor
Canela entera
Cáscara de naranja o limón
Limón
Sal

Luego de remojar el anís en un vaso de agua tibia, cernimos la harina y la mezclamos con la manteca. En este momento, añadimos el agua con una pizca de achiote (hasta que la masa adquiera una coloración entre amarillo y anaranjado). Luego, agregamos una pizca de sal, las pepas del anís (remojadas en agua tibia) y amasamos (utilizar el agua del anís). Dejar reposar la masa. Posteriormente, hacer rollitos circulares (estos deben poseer un largo de acuerdo a la fuente en la que se hornearán). Llevar al horno hasta que se doren y se inflen levemente. Por otro lado, elaboramos la miel con chancaca, clavo de olor, canela en corteza, cáscara de naranja o limón (también podemos agregar unas gotas de limón). Este dulce debe tener una consistencia gruesa. Finalmente, armamos el turrón, colocando los palitos horneados e intercalados con la miel. Para adornar el turrón utilizar confites de azúcar.

Más información en en la web Cristo Morado

18 comentarios:

Marea dijo...

Qué rico quiero turrón, como decía Alex Valle, suaveciiiiiiito. ja

Ursula dijo...

Están exportando turrón de doña Pepa a Chile??? En este instante salgo a buscarlo, qué rico. Acá en Chile también se celebra la procesión del señor de los Milagros, ya que hay tantísimos peruanos por acá. Hasta ahora nunca he podido ir, a ver si este año me doy una vuelta y posteo unas fotitos.
Besos

M & J dijo...

¡Me muero de ganas por comer turrón! Gracias por traerlo un poquito más cerca, al menos en forma de receta.
Perdón por no estar en contacto. Estos días es un poco difícil por Samuel y porque ando sin computadora.
Te mando un abrazo enorme.

Esther dijo...

Debe estar bueno,si no se parece a los polvorones. Por aquí no lo tenemos ¡ Podrían exportarlo a España!

Besitos.

Gildos dijo...

No sé hacer repostería, pero, si lo trajeran a España, no descarto comprarlo.

Saludos cordiales.

blueberrie dijo...

Hola!
En respuesta a tu post anterior: Acá somos todas sras. El término srta. es discriminatorio y sexista.
Si entras a una boutique, por ejemplo, en la sección de adolescentes el cartel dice "para señoras jóvenes".

Sabes, adoro cocinar, falta tiempo pero es como una terapia; de la receta que nos presentas te diré que desconozco algún ingrediente y, una pregunta: la chancaca, ¿es de orígen mapuche?

Besos.

Mameri dijo...

suaveciiiiito marea, así si es rico.

si ursula, y creo que exportan los san jose

miles de besitos para ti y para j y porsupuesto para el samuelito!!!

para hacerte una referencia, están los turrones franceses, que tienen un cierto parecido, pero con un sabor más diferente por la chancaca y la naranja. pero ahi tienes un referente.

sale, ojala llegue a España gildos

blue: bueno, si desde siempre se han llamado señoras a todas, genial. lo que pasa es que aca cuando escuchas señora te imaginas a una mujer bien mayor... (y bueno, no me siento taaaan mayor)
la grasa de chancho se reemplaza por margarina y queda bastante agradable.
la miel de chancaca la venden asi con ese nombre, es una bola de dulce (pura azucar por así decirlo) que se saca de la caña de azucar antes de procesar la azucar, algo asi. es oscura (marron - negra) y la venden en esa forma, dura, pero uno la pone en una ollita a fuego bajo y le da vuelta y listo, queda líquida.

(La Chancaca (Panela) es azúcar cruda, sin refinar, sin centrífugar con un alto contenido de la melaza.
Se utiliza comúnmente en América latina, en las Filipinas y Asia del Sur.)

Matías Zibell dijo...

¿No es de los turrones que cuando uno los prueba se le rompen los dientes? Al menos así eran los que se vendían en Buenos Aires en Navidad.
Por la receta suena tentador.
Saludos
Matías

el aguafiestas dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
el aguafiestas dijo...

Saliendo del trabajo paso por el supermercado para comprar los ingredientes y en casa sere el amo y señor de la cocina... excelente tu idea de colocar la receta, eh.

Para Matías: el turrón de doña pepa es suaveciiiito... ojalá lo puedas probar

Opalo dijo...

Hola:

Estoy mudandome de casa, el Blog "Raise the Sun" se CIERRA mañana.
Mi nueva direccion es:
http://www.rafagadeluz.blogspot.com/
Te espero alla.
Besos

Mameri dijo...

no matias, los turrones duros se preparan de otra manera y son chiclosos. este es característico porque su masa es muy suave, tanto que se desmorona en la mano o en la boca o al cortarla. lo complicado de la receta es dejarla en su punto, asi, suavecita. y la miel no debe ser tan espesa para que justametne no sea duro.

enhorabuena aguafiestas

sale opalo, sale

La hormiguita dijo...

Mmm debe ser delicioso!!!
Saludos

Mameri dijo...

sabrocitooooo

mahaya dijo...

Haber deduzco que la manteca es manteca de cerdo (o chancho) no mantequilla. La chancaca podriamos quizas sustituirla por lo que aqui se llama azucar moreno, o quizas miel de abejas, no se seria cuestion de probar. Pero me queda la duda del ajiote, no es una especia que sea conocida aqui; en la red me dice que da un color amarillo a los alimentos, quizas pudieramos sustituirlo por azafran, pero no se... sera cuestion de probar.
Quizas no sea exactamente Turron de doña Pepa al faltar los ingredientes originales, pero a lo mejor me sale algo rico :D

Mameri dijo...

bueno mahaya, no pasa mucho si le cambias la manteca de chancho (la venden con ese nombre) por margarina (origen vegetal) igual queda rico aunque con una variable del sabor.

En cuanto a la miel de chancaca, esa da un sabor especial. sobre todo si se derrite con la cáscara de naranja. pero bueno, supongo que haciendo una miel con azucar rubia y cáscara de naranja tambien sale parecido.

luego nos cuentas como salio el turron a la mahaya

Anónimo dijo...

Que rico... turrón... pero te cuento que mi hermana lo ha exportado para mí y esta semana me debe estar llegando por correo... mi novio está feliz, porque le encanta... Respecto a los toros... matanza, no me gusta :-(

Mameri dijo...

que suerte marialena!!!