jueves, agosto 24, 2006

Príncipe Azul


Antes de meternos en el tema del pisco y la alianza comercial chilena (lo tengo en la punta de la lengua, ya mismo lo escribo) quiero redondear lo comentado en el post anterior sobre el amor.

Acabo de visitar el blog de un flaco de Río Negro (Argentina) donde se destacaba la hermosura de la mirada de una niña. Y sí, la verdadera belleza se ve en los ojos. Y sí, creo que el amor es espiritual, porque parte de la admiración ante la contemplación de un par de ojos, reflejo de un alma.

Incluso si hablamos de un amor platónico, como el que sentí yo y todas mis amigas cuando teníamos trece años y poníamos pause al vídeo cada vez que aparecía Tom Cruise.

No sólo es su físico, nadie puede negar que es hermoso, sino sus ojos y su sonrisa. No sólo es su pinta lo que enamora. Es el personaje que interpreta él que es imposible no amar. Vayamos a Cuestión de Honor. Un abogado listo, seguro de sí mismo, entrador y convincente. Además, y por sobre todo, tiene la valentía de decirle unas cuantas verdades al mandamás del ejército. Sabe que lo más importante es el honor, no necesita echar barro al otro para ensalzarse, no deja que el débil sea maltratado solo por serlo, busca siempre la verdad…

4 comentarios:

el flaquito dijo...

Hola Mameri:
Antes que nada queria darte las gracias por pasar por mi blog y por tu comentario.
Las imagenes del blog son todas fotos mias en toma directa o algunas manipuladas digitalmente; no me pertenecen las que acompañan algun articulo periodistico. De cualquier forma, siempre esta aclarado en el pie de pagina.
He leido tus dos ultimos post, y creo coincidir contigo en la amplitud del amor. Se me ocurre que no importa tanto la teoria sino digamos la praxis.
Si bien es sentimiento puro e inexplicable, cuando la razon lo acompaña y lo orienta logra adquirir el caracter holistico que lo hace superior a los demas y dignifica tanto a quien lo da como a quien lo recibe.
Es bueno amar, siempre es mejor que odiar.
Comprendo tu enfado cuando te hablan "Cariñosamente" los eternos desconocidos de siempre; se me ocurre que de cualquier manera (mas alla de aviesas intenciones)siempre nos hace mejor una palabra dulce y amiga que un improperio o la indiferencia. Sonreir, es en si mismo una muestra de afecto y amor y no por eso has de pelearte con todos los que te den una sonrisa.
Se me ocurre que, si en lugar de aguardar el siguente transporte, simplemente agradecieras, no perderias nada y te sentirias mejor.
Esto no tiene intencion de convencerte de nada ni criticar tus actitudes; simplemente quise contarte, mas o menos, de que manera he enfrentado mi vida en estos 54 años. No es ningun descubrimiento pero, si a alguien le sirve...pues, en buena hora.

No te envio un abrazo para que no te enfades. Simplemente te saludo agradecido de haberme permitido conocerte

Mameri dijo...

Tu abrazo es bien recibido y tus recomendaciones también :P

Depende mucho de quién lanza el piropo y como lo lanza. Acá hay unos confianzudos (muchos de esos de los micros son la muerte) y cuando se toman la atribucion de decirte "Amorcito" si no les pones una cara seria y les sonries, piensan que les gustó el comentario y se ponen bien malcriados y groseros. Ser bien educados no es principalmente la virtud que más los caracteriza.
En otro contexto y con otras personas no es tan peligroso como en esos casos.

Pero sí, en el fondo tienes algo de razón, no te voy a negar que aveces soy un tanto arisca.

Y no sé, pero bien difícil que si alguien me dice amorcito sin conocerme yo le devuelva una sonrisa.

y sí, tienes razón. el amor es verbo y no sustantivo (y no pienso discutir nada con Arjona)

mahaya dijo...

:-) Prefiero a Russel Crowe :D :D

Mameri dijo...

listo mahaya, tom para mi y russel para ti!!!