lunes, junio 12, 2006

Noches oscuras

"Las niñitas valientes no lloran!". Sentencia el tío con voz agridulce y la llorona de cinco años, nariz entomatada y ojos inyectados, se pone bien seria a pesar de que todo es oscuridad. Se volvió a ir la luz porque unos señores malos han tirado una torre.
Encienden la radio y caminan todos juntos a la ventana. Fue desde ahí que ella aprendió que la ventana era una gran aliada, porque afuera está la luz de la luna. Las velas no alumbran tanto y se hace más factible que aparezca por la chimenea "El tío Cosa". Allá, mirando la calle, se ríen de tonteras, cuentan historias o cantan, esperando que regrese mamá.
Esos apagones son el pan de cada día. Se repiten a cada rato. ¿y porqué nos quitan la luz si nosotros no les hemos hecho nada? – se pregunta la pequeña. Le parece ver a esos señores malos asomándose por la ventana, pero siempre hay alguien allí explicando que son solo las hojas de los árboles que mece el viento.
Lo peor son las explosiones. Esan suenan feísimo. Un primo dice que esa torre de allá la tumbaron la semana pasada. Y esa el mes pasado. Y aquella la han tirado tres veces y sigue funcionando. Un terrorista, dos terroristas… sobre una torre derrumbada!
La pequeña no sabe de política, pero sí entiende que esos señores son bien malos, porque los dejan sin luz a cada rato. Además sus primas dicen que matan a la gente. Dicen que incluso hay niños pobres que ven morir a sus padres. Y una vez interrumpieron Candy para pasar imágenes de una cárcel, donde unos señores se mataban. No era película, era verdad, ocurría en ese instante.

No quiero eso para mi sobrina. Mi generación sufrió el horror de la violencia y no desea que se repita. No podíamos salir solos a jugar a la calle. Algunos no iban ni al cine sin guardaespaldas. Un coche bomba podía aparecer en cualquier lado…
Comprendo la incomodidad del sur. Departamentos como Puno, con 79% de pobreza (49% de los mismos viven en pobreza extrema) ven como el oro de las minas se exporta mientras ellos pasan hambre. Viven con cien soles al mes mientras que acá en Lima alguien gasta eso en un par de zapatos nuevos. Comprendo su dolor. Necesitan apoyo, sí, pero matar al rico y votarlo del país no es la solución. El terror, el dolor y la división no arreglan nada.

10 comentarios:

karina dijo...

hola marcela

me comentaron de la existencia de block peruanos, y de pura curiosa y un poco desilusionada al comienzo, comenzo a leer los ultimos escritos...ya estaba comenzando a aburrirme de leer puros escritos donde pegaban frases hechas,textos recortados de algun lugar, hasta que encontre tu block..me agrada..expresas tu sentir, tu opion, tu vivencia,tu punto de vista, personal y unico, como el ser humano que eres.te felicito

maria dijo...

super recomendable el texto de christian navarro en Día Uno de hoy lunes en El Comercio. "Comando Sur" hace un panorama económico muy interesante.

Mameri dijo...

me alegra te guste karina, sienpre bienvenida!

maría: sí colega, fue después de leer aquel informe con datos tan verídicos y alarmantes que surgió la redacción de este post.

blueberrie dijo...

Hola Marcela: Me haces recordar lo que vivieron mis padres antes del exilio cuando la época del terrorismo de estado. Los cortes de luz eran indicio de que las fuerzas entrenadas por los norteamericanos andaban cerca buscando gente para torturar. A mi abuelo paterno le quemaron una biblioteca entera porque esas bestias identificaban la literatura con la izquierda.
Que se acaben todos los movimientos terroristas: los de derecha y los de izquierda!

Fuerte abrazo!

Mameri dijo...

¡horror! ¿quemar una biblioteca? ¡horror!
así es blue, nada justifica la violencia, ni de unos ni de otros.

ROx dijo...

Yo tambien vivi esa etapa, aunque un poco mas lejos, en provincia. Fue a esa edad que empece a tomar atencion a las noticias en television, se veia y escuchaba de todo. Y no le encontraba sentido, aun ahora no lo encuentro.

Mameri dijo...

nunca lo tendrá!

mahaya dijo...

Gracias a escritos como este nos enteramos del dia a dia de la realidad en paises que no conocemos y es bastante distinta a la de los periodicos

Mameri dijo...

si mahaya, esa es la idea, contar las vivencias

Mameri dijo...

no es mi idea culpabilizar a nadie por la pobreza del prójimo, ni de dejar de comprarse zapatos, se trata de entender lo que les molesta, escuchar su clamor...